domingo, 19 de junio de 2011

LA SECEM EN 1972

Ahora que es tema de actualidad por el cierre de casi la última gran factoria que nos queda, me parece oportuno publicar esta entrevista de "compromiso” que hizo Leonardo, básicamente para congraciarse con la dirección de su empresa y lograr así que le siguieran permitiendo seguir colaborando con  El Correo. Creo que no tiene desperdicio. El tiempo es implacable.

La Sociedad Española de Construcciones Electromecánicas, premiada por su labor social e industrial

HABLA DON RAMÓN YÁÑEZ, DIRECTOR SOCIAL

-Me gustaría que me concretase su biografía social desde su incorporación al Ministerio de Trabajo a su actual cargo como director general de SECEM.

-Aunque mi primera juventud se desarrolló en Cádiz, nací en Madrid hace 88 años. En esta última capital-efectúe mis estudios universitarios de Derecho, especializándome en la rama laboral.
En el año 1962 efectúe las oposiciones al Cuerpo Nacional de la Inspección de Trabajo perteneciente al Ministerio de Trabajo.
Después de un. breve destino en Madrid, en el que adquirí una experiencia práctica, fui destinado a la Delegación Provincial de Trabajo de Guipúzcoa, donde toqué profundamente los problemas de la industria siderometalúrgica.
En marzo de 1964 fui designado el Ministerio para el cargo de de la Inspección Provincial de trabajo de Huelva, provincia que, con sus problemas de la minería, el entonces ministro, señor  Gorría. dedicó especial atención.
El 18 de Julio de 1987 me fue concedida, por su Excelencia el Jefe Estado, la Encomienda de la Oro al Mérito Civil.
Aunque son pocos años para poder hacer  un  balance,  puedo asegurar que fueron muy intensivos, y puse en los problemas en que actué toda mi ilusión, y me sirvieron en gran manera para compenetrarme a fondo  en la problemática social. Con la misma ilusión e intensidad deseo recordar  los  problemas  que quedan por resolver en la empresa a la que realmente dedico mi actividad desde marzo   de   1969,   esperando   que me siga ayudando como hasta ahora

"MANO  DURA"

-Públicamente se ha acusado a la empresa SECEM de "mano dura" en relación a sus enlaces sindicales desde  1968.

-Francamente, no puedo enjuiciar ese período de 1968 a marzo de (…), porque mi incorporación a la SECEM fue en esta última fecha, pero, sin embargo, puedo decirle que, a la  vista de los datos sobre sanciones a vocales jurados y enlaces sindicales, que he pedido al servicio correspondiente, se puede observar, que son mínimas en cantidad, o mejor dicho, siguen la proporción normal a las sanciones impuestas automáticamente a aquellos productores que faltan o se retrasan injustificadamente al trabajo, y, por tanto, reciben una amonestación por escrito y son reincídentes, se les aplica el reglamento de sanciones en su grado mínimo, o sea, uno o dos días de suspensión.. por regla general.
 Lo que si es cierto es que durante los dos últimos años se han exagerado los problemas, debido, a mi parecer, a esta apertura al diálogo  que hemos entrado el nuevo equipo, por considerar ciertos señores que dicha apertura era motivada por debilidad. Esto ha sido el motivo de que en ciertos momentos la empresa tuviera que hacer uso de la ley para hacer respetar el principio  de autoridad.
Hasta el presente, sólo ha habido una propuesta de despido y un expediente  que  está  en  curso y que no está fallado. El primer caso debido a un vocal jurado en (…eno) de éste,  maltrató" de  palabra un directivo de la empresa. El  (…) se  vio  en la  la Magistratura, lo calificó de falta grave, recurrido por. ambas partes, ante el Tribunal Supremo.
El segundo caso ha sido motivado haber dado parte un mando de (…) de la agresión recibida de un enlace sindical.
Durante mi estancia en la empresa-ha habido otros casos por parte de vocales jurados y enlaces que podía. haber dado motivo a una fuerte sanción, pero accediendo a peticiones del jurado, no se han aplicado las mismas.
No creo que a esto se le pueda llamar "mano dura"; en todo caso, las  sanciones responden a la defensa de unos intereses de la colectividad sin los cuales no puede existír ni una buena organización ni un respeto  a  las  opiniones  de  los  demás.
Admitimos totalmente el diálogo por muy apasionado que éste sea, pero no la ofensa personal.. Respetamos en su totalidad la defensa que los representantes sindicales hacen de los intereses de sus representados, y no solamente los respetamos, sino que yo, particularmente, los admiro, pero no admito posturas políticas personales que nunca pueden conducir a una labor constructiva.

—Podría compararme los salarios, incentivos, primas y demás beneficios sociales de los trabajadores de SECEM en relación con la media nacional.

—La comparación que le puedo hacer a este respecto se refiere únicamente a los datos oficiales que el informe económico-social del Sindicato Nacional del Metal facilita respecto a los convenios colectivos de esta rama, aprobados en 1970, pero en verdad, y a pesar de que nos favorece mucho, no creo que la comparación sea justa, pues todos sabemos que la media real está por encima de la media oficial, sobre todo, con la mayoría de estos convenios que se refieren a la pequeña y mediana empresa, cuyas retribuciones son "mínimas garantizadas", estando por encima la media real de esta media oficial. En mis numerosos viajes y visitas a empresas, incluso de bastante más volumen laboral que SECEM y en regiones más desarrolladas, he podido observar que nuestros salarios y primas incluidas, o sea, las retribuciones totales, no dejan nada que desear, y en muchos casos están por encima de los salarios de estas empresas.

RETRIBUCIONES

—Me gustaría, dada la difusión que puede tener esta entrevista, darle unos datos de retribuciones totales medias de algunas de nuestras categorías, para que no sea yo el que compare, sino la opinión pública.
aproximadamente, sin incluir la ayuda familiar. Un oficia! de .segunda percibe una media anual de 132.000 pesetas, aproximadamente
En el grupo administrativo, y a título de ejemplo,  nos puede servir la categoría más numerosa. que es la de oficial de segunda, en la que  perciben una media anual de 147.000 pesetas, aparte de la ayuda familiar.
Podríamos citar muchos otros ejemplos, paro creo que los citados son bastante representativos, y por  supuesto, estos datos están a disposición de cualquier comprobación, ya que los mismos figuran en el  "Boletín Oficial de la Provincia, que  aprobó  nuestro  convenio.
Por otro lado, no se incluyen, por supuesto, los pluses de nocturnidad, penosidad, horas extras u otros que por  el   carácter   excepcional   de   su  trabajo perciban.

—La empresa SECEM ha accedido a la petición  de sus trabajadores sobre amnistía laboral, incorporándose al indulto del Jefe del Estado ¿Cuáles han sido sus condiciones y cuál su fundamento?

—Aunque no acabo de comprender exactamente el alcance que quiere decir con la palabra "fundamento", deseo responder según mi interpretación.
Nuestra amnistía laboral ha sido totalmente amplia en lo que se refiere a aquellas faltas que pudiéramos llamar de carácter totalmente laboral; sin embargo, hay otro tipo de faltas que atentan al principio de convivencia social e incluso rozan al delito; son a éstas a las que les damos un carácter totalmente distinto.
Como decía antes, cuando la gravedad de la falta atenta a la buena y exigible organización en sus propios fundamentos, es cuando mantenemos una actitud firme y decidida. Todo ello en beneficio de la comunidad que representamos y como gestores o mandatarios de esta comunidad.

—-.Cuál era el número de trabajadores en comienzo de 1988 y cuál en la actualidad. La razón de esta diferencia?

—Como la pregunta es muy concreta, le voy a contestar con datos numéricos.
A primeros de enero de 1968 teníamos en fábrica un total de 2.384 productores, de los cuales, 1.957 eran obreros, y el resto, empleados y subalternos. En la actualidad tenemos una plantilla de 1.964 productores, de los cuales son obreros 1.541.
Pero quisiera añadir que esta reducción motivada, en parte, por el cierre de la sala de tanques y horno de ánodos de nuestra electrólisis, se ha hecho de la forma más favorable para el personal, es decir, a base de jubilaciones voluntarias y anticipadas y complementadas por la empresa, de tal forma que, una vez jubilados, la media de sus pensiones viene a suponer un 83 por 100 de las percepciones que tenían  en el momento de su salida.
A pesar de que la plantilla ha quedado algo reducida, no le quiero ocultar que, si en un futuro España entrase en el Mercado Común. nos | encontraríamos en una situación de inferioridad con respecto a la productividad de la industria europea. Cualquier fábrica de un país europeo desarrollado y de nuestra actividad industrial tiene una productividad de un 50 por 100 superior a la nuestra.
Nos proponemos conseguir a plazo medio alcanzar este nivel europeo porque considero que es obligación  de todos mirar al futuro con realidad.

  —¿Quiere hablarme de la escuela de aprendices de SECEM y de su actual situación?

—Responder a esta pregunta supone enfocar el problema desde un punto de vista sentimental. Comprendo lo que puede suponer para Córdoba y para los empleados de SECEM el futuro cierre de la escuela. Muchos se han formado en ella, y otros muchos han tenido un hijo o un familiar al que dicha escuela le ha dado la oportunidad de abrirse camino en la vida.

PUESTOS   DE   TRABAJO

"Sin embargo, teniendo en cuenta la situación económica de la sociedad y el exceso de personal da oficio que mantiene en su plantilla, hasta el punto de no poderles ofrecer trabajos de su categoría, asignándolas a puestos de categoría inferior, y teniendo en cuenta también, que para no dañar los intereses de los alumnos que, cuando se decidió el cierre de la escuela, habían iniciado sus estudios en la misma, se determinó, aún cuando ya existía exceso, que pasarían a la fábrica a la conclusión de sus estudios, el continuar con la escuela, no solamente sería incrementar una plantilla excesiva, sino, crear unas ilusiones vanas en un alumnado al que no se podrían ofrecer puestos de trabajo.
Según nuestros cálculos y aún siendo muy optimistas, estimamos que hasta pasados quince años no tendríamos necesidad de contratar personal de oficio.
Por otra parte, la existencia en Córdoba de diversas Escuelas y Centros de Formación Profesional, cubre con exceso las necesidades actuales de  esta provincia".
El diálogo ha sido directo y hasta la profundidad que hemos querido. Tanto don Pedro Magirena, ingeniero director, como don Ramón Yáñez, director social, han aportado una magnífica documentación a esta plataforma de diálogo que quiere ser EL CORREO DE ANDALUCIA.   (Fotos  Rodri.)

Publicado en la edición cordobesa de El Correo de Andalucía el 4 de noviembre de 1972

1 comentario:

Paco Muñoz dijo...

Como se ve en este Sr. el espíritu paternalista del momento, y franquista como no podía ser de otra manera, ya que eran sus habichuelas. La pena es la cantidad de personas , familias que comían con esa fábrica, y como a poco se ha desmontado todo y sólo quedó el ladrillo.