viernes, 20 de agosto de 2010

Viviendas Patronato San Rafael (2)

La reacción del Patronato al reportaje del día 30 de septiembre fue tan fuerte que hubo que publicar esta nota

PUNTUALIZANDO
LAS CASAS DE INFANTA DOÑA MARÍA NO HAN SIDO INCLUIDAS EN EL REGISTRO DE SOLARES
En nuestro diario de 33 de septiembre pasado señalábamos, por error, que 53 casas del barrio de Ciudad Jardín, comprendidas entre las calles de Infanta Doña María y Siete de Mayo, pertenecientes al Patronato de San Rafael, habían sido incluidas por el Ayuntamiento en el Registro Municipal de Solares. Se trató de una confusión de titulares.
Puestos en contacto con el director jurídico del recurso presentado ante la Comisión Permanente del Ayuntamiento hemos conocido con toda exactitud la situación administrativa del expediente iniciado en mayo pasado contra los 58 inquilinos de las viviendas unifamiliares, que las habitan desde hace más de treinta años.
Todavía los capitulares municipales no han tomado acuerdo sobre la petición de inclusión de la entidad propietaria, ya que faltan aún determinados informes técnicos, unos preceptivos y otros solicitados por los vecinos.
La inexactitud sobre "el Ayuntamiento ha autorizado que pasen al registro de solares" que, por error en titular, se incluyó en dicha información, absolutamente fiel en el resto del texto publicado, queda más aún de manifiesto por el hecho que los técnicos urbanistas del Ayuntamiento han dictaminado que hubiera sido de desear que toda la Ciudad Jardín se construyera precisamente con el mismo criterio de estas casas de los conjuntos arquitectónicos de las calles de Infanta Doña María y Siete de Mayo, que parece que fue la idea primitiva, en tal caso no habría excesos de volumen, ni de densidad, ni probablemente de tráfico, si además se hubiera reservado los terrenos necesarios para zonas verdes y demás comunitarias.
Si el volumen y la densidad de la denominada Ciudad Jardín son excesivos en el día de la fecha en relación con límites recomendables para una ciudad moderna, es de estimarse urbanísticamente que no puede aumentarse bajo ningún concepto con demolición de las 55 casas de dos plantas con patio-jardín, que constituyen un conjunto compositivo y arquitectónico, según modelo garden-city, para edificar unos bloques perjudiciales al sector urbano indicado.
Las perspectivas de la fotografía muestran con la imagen la legitimidad de las razones aportadas por los vecinos ante el Ayuntamiento.
Según nuestras noticias, el Patronato ha ofrecido a los inquilinos de las casas en cuestión su traslado a viviendas situadas en la calle Previsión. Si cuaja el proyecto de realizar los bloques de viviendas, se ofrecería a los actuales vecinos la doble posibilidad de continuar en la calle Previsión u ocupar las nuevas viviendas construidas, según la preferencia de cada cual. Existe la posibilidad de que en ambos casos la renta pueda ser actualizada.

Publicado en la edición cordobesa de El Correo de Andalucía el 4 de octubre de 1972

4 comentarios:

Paco Muñoz dijo...

Que opacidad tenían estos proyectos. Si ya de por si el volumen y densidad era excesivo ¿comó se pensaba en aumentarlo?

Eladio Osuna dijo...

El ladrillo, como la jodienda, no tiene enmienda. Lo malo es que aún sigue esa guerra abierta y en las Calles Infanta Doña María y Siete de Mayo se sigue viendo ese catálogo de casitas que perviven, solares que no se pudieron construir, bloques que sí se hicieron... ¿hasta cuando?

ben dijo...

Ahi,en la calle Infanta Isabel,tenía yo una tia
y muchos primos,por lo que muchisimas veces de
pequeño,desde el Barrio de María Luisa,por la
Colonia de la Paz,cruzaba las vias para ir a
casa de mi tia y jugar con mis primos,en un solar enorme que había por alli,donde hacian
practicas los soldados de cabaleria.En fin a
lo que iba y es a esas casitas,que me resultaban
preciosas,con su jardincito,mi tia vivia en un piso.Te hablo de mediados de los 50.Posterior
mente,un primo se casó con una chica que vivia
en una de esas casitas.Ver como están ahora esas casitas,derribadas algunas,otras vacias,me prduce mucha pena.Eran pocas casas
y tenian que haberlas dejado como eran en un
principio,asi podriamos ver ahora,lo que tenía
que haber sido la Ciudad Jardin.
Me acuerdo de haber leido en prensa todo ese
jaleo sobre esas casitas,en fin es lo que hay.
Que le vamos hacer.Pero si de todo esto aprendieramos algo,para el presente y el futuro
..."ben"...Un saludo

Eladio Osuna dijo...

Esas casitas ocupan gran parte de mi memoria, cuando vivi en Felipe II -desde los 2 a los 13 años-. Uno de esos recuerdos están en este relato

http://www.eladioosuna.es/relatosurbanos4.html

¿Café?¿Contrabando?...