jueves, 10 de junio de 2010

Exposición póstuma de García Vivancos

En 1972 -antes del final de la Dictadura- le exposición de Vivancos, con presencia de parte de su familia que venía de París, fue todo un acontecimienbto cultural y político. Una de sus hijas abriría después una sala de exposiciones en la calle Reyes Católicos.

Mañana, 25, en Galería StudioEXPOSICIÓN POSTUMA DE GARCÍA VIVANCOSEstá considerado como uno de los primeros pintores "naif" del mundo
En la Galería Studio va a exponer Miguel García Vivancos. Un esfuerzo nuevo de esta joven y dinámica galería que ofrece una muestra de un artista de valía excepcional. Miguel García Vivancos es un pintor «naif» por excelencia.

UNA APRETADA BIOGRAFÍA

Vivancos es español. Nació en Mazarrón, provincia de Murcia, en abril de 1895. Quedó huérfano muy joven al morir su padre en «las Américas», a donde marchó en infructuosa búsqueda de trabajo. A los 13 años de edad Vivancos empieza a trabajar como aprendiz de mecánico en el arsenal de Cartagena.
Al poco tiempo marcha con su familia a Cataluña en busca de mejorar la situación. Exiliado a Francia es internado en un campo de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial, y, tras ser liberado por los maquis, lucha con la bandera francesa de la libertad. A finales de 1947, Vivancos consigue ser recibido por Pablo Ruiz Picasso, y éste le anima, tras observar sus cuadros. Llama a María Cuttoli y ésta lanza a Vivancos. Un cuadro que regaló a Picasso con la condición de que se 1; vendiera alcanza una buena cotización. Este doble éxito marca una pauta que será ya decisiva en su trayectoria artística. Cuaja ésta en la primera exposición en 1948. Ha nacido el pintor «naif» por excelencia.

¿QUE ES LA PINTURA«NAIF»? Dice José Luis Merino que «un azar o una pasión durante mucho tiempo contenida o, tal vez, un instinto que no se saca a la luz, sino tardíamente, han llevado a la pintura a muchos hombres y mujeres que, sin la preparación adecuada, conforme a los cánones de este arte, crearon un estilo». La clasificación de este estilo fue «naives», es decir nativos-ingenuos-primitivos. Con esta etimología se puede fácilmente deducir que se trata de exponer la verdad, la naturaleza, sin esfuerzos ni sacrificios. Un rechazar las técnicas sabiamente aprendidas o magisterios preestablecidos. Sigue diciendo Merino que «lo que importa de las obras de estos artistas no es su torpeza, sino el fervor humilde que indaga sobre la realidad superior de las cosas, antes que en la apariencia de las cosas y antes que en la realidad vulgar cósmica de las cosas». Los «naivistas» más relevantes, junto a Vivancos son Henri Rouseau, Bombois, Vivin, Bauchant, Eve, Seraphine,

LAS EXPOSICIONES

María Cuttoloti apoya decididamente la obra de Vivancos. Ella sabe que cuando Picasso se ha interesado en el caso es porque realmente hay calidad.
Pero no es sólo esta mujer apasionada del arte quien le apoya. Vivancos en éste sentido es como un niño mimado. Se asemeja a la candidez de sus cuadros: Pablo Neruda,. Max-Pol Fouehet, Tenoudji, Jeanne Casel, Paul Petrides le animaron a continuar eficazmente. Entre museos y coleccionistas que guardan sus obras sale una larga lista indicativa de la calidad de este artista, que está enterrado en Córdoba. Citaremos al Museo de Arte Moderno de París, Museo de Arte Moderno de Nueva York, Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro, Museo de Arte Moderno de Skopje (Yugoslavia), Picasso, Francois Mitterand, Helena Rubinstein, Greta Garbo, Kirk Douglas, etcétera. Cincuenta y dos años tenía Vivancos cuando comenzó a pintar en París. Muchos pañuelos pintó para ganarse la vida en pobre industria callejera con un ruso blanco. Treinta y dos años ha estado fuera de España. El mismo decía a la prensa madrileña: «Tengo la impresión de no haber salido nunca. Me encuentro en casa, la gente que me encuentro es mi gente. Hay cosas que han cambiado, que no me gustan, claro, ¿qué es esa obsesión por el fútbol, por las quinielas, por la televisión? ¿Es que no hay cosas mucho más importantes? Mucho es lo que se podría hablar sobre Vivancos. Aquí solo hemos mal hilvanado unos apuntes para que el lector pueda valorar un poco este acontecimiento artístico en la ciudad. Pero el mundo de Vivancos, ese sueño perenne plasmado con el pincel en las telas puede ser visto en la Galería Studio. No lo olvide de apuntar en su agencia. La pintura de Vivancos vuelve a España después de 32 años de ausencia y tras haber pintado 25 años en París, Todo un poema.

Publicado en la edición cordobesa de El Correo de Andalucía el 24 de octubre de 1972

1 comentario:

Paco dijo...

Como fue posible que le permitieran -claro era ya el 1972- exponer, a un anarquista de la categoría de Vivancos. Seguro estaría en el catalogo de artistas prohibidos.

Tengo un amigo Leandro Jimena, que tiene una colección naif de lo más completo que he visto y la definición que haces del estilo pictórico es muy completa.